Hombros

Vivimos y trabajamos hacia delante, los hombros soportan mucha tensión muchas veces provocada por las malas posturas, gestos repetitivos, incluso cargas emocionales. Los músculos pectorales se vuelven rígidos y tiran de los hombros rotándolos. Los músculos abdominales tiran del esternón y de los hombros, hacia abajo. Las escápulas se adhieren a las costillas…

Estimulando el hueso y trabajando con la pelota en el músculo siguiendo su orden lógico, conseguimos alinear los hombros y devolverles todo su rango de movimiento.