Face Ball

¿Qué es Yamuna® FACE BALL?

Es habitual tener tensos los músculos de la cara, el cuello y la cabeza, apretar los dientes, acumular tensión en la mandíbula.

Hay personas que acumulan la tensión durante la noche cuando duermen, aprietan la mandíbula, el bruxismo les causa terribles dolores de cabeza.

YFB alivia el dolor crónico

Los efectos secundarios de esta tensión son problemas sinusales crónicos, cefaleas, dolor temporomandíbular (ATM), problemas oculares, acúfenos, pérdida auditiva temprana… Con Yamuna Face Ball (YFB) se relaja la presión y se liberan los tejidos de la cabeza, por tanto se alivian muchos de estos problemas.

Es muy difícil renunciar a nuestros patrones de movimiento habituales, incluso dormidos los repetimos, (no puedes dejar de levantar las cejas cuando te emocionas por algo, fruncir el ceño cuando te enfadas, etc). Pero cuando practicas YFB conscientemente estos patrones se suavizan, incluso puedes llegar a ser consciente de ellos y tratar de evitarlos.

YFB previene el envejecimiento y las arrugas

Estos patrones de movimiento a los que está sometida nuestra cara, la forma en que frunces tus cejas, contraes los ojos cuanto estás enfadado o pensando muy concentrado, las líneas de tu sonrisa, la manera de masticar, si aprietas la mandíbula…, son movimientos inconscientes que actúan como patrones repetitivos de estrés afectando a la cara y el cráneo, provocando el envejecimiento y las arrugas.

Todos usamos de forma diferente ambos lados del cuerpo y lo mismo ocurre en la cara, puede que sonrías sólo con un lado de la cara, o que al fruncir las cejas una se contrae más que la otra…. Este desequilibrio permanente entre ambos lados de la cara también causa el envejecimiento y forma las líneas de expresión y las arrugas.

YFB contrarresta este proceso recuperando el equilibrio en los dos lados de la cara.

Con YFB puedes mantener tu frente levantada, las órbitas de tus ojos abiertas, suavizar las arrugas y evitar que se formen nuevas.

YFB contrarresta este proceso de envejecimiento estimulando el hueso, incrementando el aporte sanguíneo y restaurando su estado saludable. Al estimular el hueso, también estás estimulando el músculo y a su vez esto estimula la piel, con lo que aumentas la circulación sanguínea en las tres capas, de manera que las células comienzan a trabajar en lugar de atrofiarse, de esta manera YFB previene las arrugas.

El trabajo de YFB se realiza con la ayuda de dos pelotas de textura muy suave:

Una pequeña que se va deslizando por el rostro dando movilidad a todos los huesos de la cara y el cráneo, y creando elasticidad en todos los músculos de la cara y el cráneo.

Y otra mayor que sirve de soporte en la base del cráneo haciendo que toda la columna se elongue desde la cervical.

Yamuna® FACE BALL: alinea y recupera la salud de tu cara, eliminando arrugas, relajando tus dientes y mandíbula, tus ojos estarán más abiertos, tu piel más brillante y tersa, tus pómulos más elevados. Borra los efectos del estrés de tu cara.