Pérdida auditiva temprana

El auricular es el músculo que rodea la oreja, tiene tres partes: una discurre desde la parte superior de la oreja hacia arriba y las otras dos desde ambos lados de la oreja hacia fuera en la parte anterior y posterior. Cuando la ATM está muy contraída o hay falta de alineamiento entre los dos lados de la mandíbula, puede haber una compresión y tensión en la oreja, causando la pérdida de audición. Cuanto más liberes el músculo auricular, mayor será la función del oído.

Al relajar la presión, liberar los tejidos de la cabeza y alinear los huesos de la cara y el cráneo con las rutinas YFB®, el terapeuta consigue prevenir y aliviar la pérdida auditiva temprana.